La pandemia retrasa las reformas y genera una diferencia récord entre los llamamientos de ayuda y los fondos desembolsados

Posted by

Prensa regional MSF, 16 de diciembre de 2021

La pandemia provocada por la COVID-19 ha marcado la acción humanitaria y ha condicionado toda la agenda global en 2020 y 2021. Muchos de los recursos se han reorientado hacia la mitigación de las consecuencias de la COVID-19 en un contexto en el que las cifras de ayuda humanitaria a escala internacional se han estancado.
El resultado: una diferencia récord entre las solicitudes de fondos y la financiación disponible para atender las necesidades humanitarias de una larga lista de países en crisis. Así, en 2020, los llamamientos de Naciones Unidas llegaron a la cifra récord de 55, un 27% más que en 2019. De las cantidades totales requeridas por la ONU solo ha llegado a financiarse un 52%. Nunca se había registrado hasta la fecha una diferencia semejante entre solicitudes de fondos y desembolsos. Dentro de los llamamientos exclusivamente relacionados con la respuesta a la COVID-19 solo se aseguraron el 40% de los fondos.
Es una de las conclusiones del informe ‘La acción humanitaria en 2020-2021: la pandemia retrasa las reformas necesarias’ elaborado por Médicos Sin Fronteras (MSF) y el Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH) publicado hoy.
Os enviamos un paquete informativo sobre el informe que contiene un comunicado, el informe completo, infografías, un videocomunicado con totales y fotografías.
Si necesitáis ampliar la información o concertar entrevistas, no dudéis en contactarnos.

La ayuda humanitaria internacional se estanca y solo se cubren la mitad de las solicitudes de fondos en un contexto de crecimiento de las necesidades

Madrid, 16 de diciembre de 2021.- La pandemia provocada por la COVID-19 ha marcado la acción humanitaria y ha condicionado toda la agenda global en 2020 y 2021. La gravedad de la crisis generada por el coronavirus ha exacerbado riesgos y vulnerabilidades preexistentes y tendrá consecuencias en el largo plazo.

Muchos de los recursos se han reorientado hacia la mitigación de las consecuencias de la COVID-19 en un contexto en el que las cifras de ayuda humanitaria a escala internacional han experimentado, sin embargo, un estancamiento en el entorno de los 30.900 millones de dólares en 2020 y…