Descubre cómo es viajar por el Alto Atlas de Marruecos

Posted by

Rift-Valley Expeditions, 19 de junio de 2022

“Supe enseguida que habíamos cruzado una frontera. No había ningún cartel, ni nada que distinguiese ese punto de lo que dejábamos atrás, a una simple mirada de distancia. No era como otras fronteras de ese mismo país, repletas de púas y vallas electrificadas, torres de guardia y policías. Allí no había nada de eso y, sin embargo, lo sabías. Aquí reinaba la cordillera.

El Gran Atlas, el conjunto montañoso más grande y fiero del norte africano, se erguía ante nuestro vehículo como un coloso de eras antiguas. Ceñudo, árido e implacable como el más tenaz de los cazadores. No sabíamos si nos daba la bienvenida o nos advertía, y la verdad es que aún, años más tarde, no hemos podido discernirlo.”

Así comienza nuestro nuevo post en el blog escrito por Be Wild Be Proud, una asociación sin ánimo de lucro formada por jóvenes profesionales que utilizan el viaje como herramienta de cambio social.

Su misión es transformar y fortalecer la conciencia de nuestra sociedad a través del viaje responsable, generando un impacto positivo mientras descubren el mundo desde una mirada humana.

Es por eso que desde Rift Valley no podemos estar más orgullosos de poder trabajar mano a mano para inspirar al viaje responsable y auténtico, y a viajar con unos valores que permitan crear un impacto positivo en nuestro mundo.

Este es solo un pequeño adelanto del viaje que realizaremos del 18 al 30 de agosto a Marruecos por segundo año consecutivo.

Un viaje espectacular organizado por Be Wild Be Proud a las profundidades del sur de Marruecos, un país vecino y hermano con el que estamos íntimamente relacionados.

Mario Marty, guía de este viaje a Marruecos, nos narra en este blog los encuentros compartidos con los pueblos nómadas, los espectaculares paisajes que se visitan donde no llega el turismo y todas las sensaciones de recorrer, día a día, el impresionante Alto Atlas.

Como bien dice, “para profundizar en un lugar a veces no necesitas más que tiempo para recorrerlo, abrir bien los ojos y agudizar el oído para recibir lo que las personas que lo habitan tienen que decirte. Atreverse a preguntar, curiosear, sonreír al desconocido, respetar las normas no escritas… son las armas del viajero/a responsable. […]

Viajar conlleva una reflexión interna para entender y situarnos en el mundo y el tiempo en el que vivimos, y hoy Marruecos encarna esa realidad como casi ningún otro país de nuestro entorno.”