BARAKA, EL RINOCERONTE NEGRO

Posted by

Rift-Valley Expeditions, 9 de octubre de 2022

“Acabamos de regresar de Kenia. Hemos ido varias veces y conocemos muy bien el destino, pero en esta ocasión quisimos visitar distintos orfanatos y centros de recuperación de animales que no conocíamos.

Es decir, además de los safaris por la Reserva Nacional de Samburu y Massai Mara (maravillosos, espectaculares y con la suerte de haber podido encontrar a los Big Five) hemos conocido de primera mano aquellos centros que recogen a los animales abandonados: que si a un elefante epiléptico; que sí otro con problemas de movilidad; que si uno a quien le atacó una hiena y le arrancó media trompa; que si un elefante a quien le mataron a su madre; que si un leopardo con tres patas; que si… etcétera). […]

Qué sorpresa tuvimos cuando conocimos a Baraka, un rinoceronte negro que sufre ceguera y que está totalmente domesticado. Baraka perdió un ojo en una pelea contra otro rinoceronte negro (es un animal muy territorial que suele pelearse constantemente) y el otro ojo debido a una infección ocular. Si no estuviera en un centro de recuperación, Baraka ya estaría muerto.

Baraka supo ganarse la confianza de toda la gente del grupo. Cariñoso, encantador y me atrevo a decir “agradecido” sobre todo si le dabas de comer.”

Así comienza el nuevo artículo del blog escrito por Irene Cordón, Doctora en Arqueología e Historia Antigua, que asesora, guía y organiza viajes culturales de autor en Rift Valley, donde nos cuenta su experiencia conociendo a Baraka, el rinoceronte negro.