MSF pide al Gobierno de España que se sume al clamor internacional y apoye con hechos la suspensión de las patentes COVID-19

Posted by

Médicos sin fronteras, 6 de mayo de 2021

La organización médico-humanitaria recuerda la urgencia del momento y reclama pasar de los ‘debates’ al establecimiento de las condiciones para empezar a producir vacunas y herramientas médicas de forma masiva

Madrid, 6 de mayo de 2021.- España está ante una oportunidad única de contribuir a un momento histórico sumándose con hechos a este movimiento global en favor de la suspensión temporal de las patentes COVID. Tras la decisión de Estados Unidos de apoyar la renuncia a la protección de la propiedad intelectual de las vacunas, tratamientos y diagnósticos para el coronavirus son ya 105 los países que, en el seno de la Organización Mundial del Comercio, que se han manifestado a favor de la exención.

En los últimos días, diferentes miembros del Gobierno, incluidos el presidente Pedro Sánchez y la vicepresidenta Carmen Calvo, han afirmado que la propiedad intelectual no debía ser un freno en la lucha contra la COVID-19, y que el Gobierno estaba dispuesto a promover la discusión sobre suspensión de patentes. Sin embargo, estas palabras esperanzadoras no se han traducido en hechos hasta el momento.

Médicos Sin Fronteras (MSF) pide a España y al resto de estados de la UE que reconsideren urgentemente su posición y apoyen la propuesta de exención de la propiedad intelectual. “No es suficiente con que la UE se muestre ‘abierta a debatir’ la suspensión de patentes o que nuestro país afirme que va a ‘impulsar la discusión’. Es el momento de trabajar sobre un documento concreto y establecer las condiciones para empezar a producir vacunas y herramientas médicas contra el coronavirus de manera masiva en un momento en el que la pandemia sigue haciendo estragos en todo el mundo”, afirma David Noguera, presidente de MSF.

La falta de diagnósticos, tratamientos y otras herramientas médicas esenciales sigue añadiendo presión a sistemas de salud muy precarios. “Estamos viendo el profundo impacto de la pandemia en las poblaciones a las que atendemos. Un momento de sufrimiento excepcional como el que vivimos —continúa Noguera— requiere una solución excepcional. Tenemos que encontrar cualquier opción que permita ampliar la producción de vacunas y, desde luego, la exención es una de ellas”.

Por ello, MSF considera que resulta crucial que esta exención no solo se aplique a las vacunas preventivas, sino que también cubra otras herramientas médicas para la COVID-19, incluidos los tratamientos para las personas que caen enfermas y los diagnósticos para ayudar a frenar la propagación, como se propuso originalmente hace siete meses.

“La decisión que ayer adoptó el Gobierno estadounidense es un paso importante hacia el apoyo mundial y nos gustaría que España liderara a la UE en este cambio de rumbo, un cambio de rumbo que podría proporcionar a los países nuevas opciones para hacer frente a las limitaciones de las normas de propiedad intelectual actuales y eliminar las inseguridades y las barreras legales que pueden impedir la producción y el suministro de productos médicos COVID-19 con antelación”, afirma Raquel González, responsable de Relaciones Externas de MSF.

La organización tiene en marcha una campaña de redogida de firmas para pedir al Gobierno español que apoye la supresión de algunos derechos sobre patentes mientras dure la pandemia. Hasta el momento, esta iniciativa ha recabado ya casi 80.000 apoyos.

“Llevamos más de siete meses de negociaciones en la OMC. No podemos emplear más tiempo. Es urgente la suspensión de las patentes para todos los productos COVID-19, y esta urgencia la que le trasladamos al Gobierno español. Cuanto más tiempo se tarde en vacunar a todos la población mundial, mayor será el riesgo de que aparezcan nuevas variantes”, recalca David Noguera.

MSF insta a España a que exija que las empresas farmacéuticas, que recibieron importantes cantidades de fondos públicos para investigador y desarrollar estas vacunas, compartan la tecnología y los conocimientos técnicos con otros fabricantes en disposición de proteger a más personas en todo el mundo.