Haití: primeras evaluaciones e intervenciones tras el terremoto de los equipos médicos de MSF

Posted by

Médicos sin Fronteras, 17 de agosto de 2021

Los equipos trabajan ya en Port-Salut, Los Cayos y Jérémie y en los próximos días se enviarán más suministros médicos, artículos de primera necesidad y personal

Puerto Príncipe / Madrid, 17 de agosto de 2021.- El sábado 14 de agosto, a las 8:30 de la mañana, hora local, la tierra tembló en el sur Haití. Un terremoto de 7,2 grados de magnitud causó graves daños en infraestructuras, viviendas y las principales vías de acceso en las tres provincias de Grand’Anse, Nippes y Sud. Según las autoridades haitianas, el balance provisional de víctimas mortales se estima en más de 1.300 y más de 5.700 heridos.

Por el momento es difícil obtener un mapa completo del desastre. Médicos Sin Fronteras (MSF) ha puesto en marcha misiones de exploración en varias localidades, ha iniciado intervenciones en las ciudades de Port-Salut, Los Cayos y Jérémie y se prepara para incrementar sus actividades en los próximos días, enviando equipos médicos, artículos de primera necesidad y recursos humanos, incluyendo equipos médicos para atender a los heridos.

Primeras intervenciones
En las primeras horas tras el terremoto, un equipo médico del proyecto de salud reproductiva de MSF en Port-à-Piment acudió al Hospital General de Les Cayes para evaluar la situación e iniciar una intervención. Otro equipo se desplegó en el Hospital de Port-Salut, donde se han derivado 26 heridos, principalmente de Port-à-Piment, Les Anglais y Los Cayos.

En la provincia de Grand’Anse, MSF desplazó un equipo quirúrgico y de esterilización al Hospital St. Antoine de la ciudad de Jérémie. Mientras tanto, en la provincia de Nippes, se ha dado apoyo en forma de donaciones de material al hospital Sainte-Thérèse de Miragoâne.

“Nuestras prioridades actuales son, por encima de todo, obtener una idea precisa de la situación médica y prestar atención directa a los heridos cuando podamos o derivarlos a estructuras médicas funcionales una vez que nos aseguremos de que están estabilizados”, explica Alessandra Giudiceandrea, coordinadora general de MSF en Haití.

Actualmente se están realizando evaluaciones en Baradères, Petit Trou, Les Anglais, Corail y Pestel. En función de la situación y de las necesidades, MSF desplegará más equipos médicos, distribuirá artículos de primera necesidad o pondrá en marcha actividades de agua y saneamiento. Siempre que resulta posible, los equipos médicos de MSF ayudan a derivar a los heridos a centros de salud funcionales.

Principales retos
El transporte de equipos médicos y de material constituye uno de los mayores desafíos en estos momentos. Varias carreteras están cortadas, especialmente las que unen Los Cayos con Jérémie y entre Port-à-Piment y Les Anglais. Los desprendimientos, que han dañado las vías de acceso, ralentizan y complican el despliegue de los suministros de socorro y la entrega de la ayuda. MSF va a alquilar un helicóptero para acceder más rápidamente a las zonas remotas, transportar equipos y derivar a los heridos. Los viajes por mar también son una posibilidad.

“Varios centros sanitarios han tenido que evacuar a sus pacientes de sus edificios debido a los daños estructurales o por temor a las réplicas, como es el caso del Hospital St. Antoine de la ciudad de Jérémie, donde estamos trabajando. Muchos pacientes están al aire libre o en tiendas de campaña. Por no hablar de todos los haitianos que han perdido sus casas”, afirma Michel-Olivier Lacharité, jefe de emergencias de MSF.

Por último, la situación de la seguridad en Haití es un factor que no se puede ignorar. La principal carretera hacia el suroeste de Haití pasa por Martissant, un barrio de Puerto Príncipe especialmente afectado por la violencia entre grupos armados. Aunque las bandas armadas han declarado un alto el fuego en la zona, la inseguridad general en Haití complica el despliegue de los suministros de ayuda. Incluso antes del terremoto, las instalaciones sanitarias de las provincias de la península sur de Haití experimentaban numerosos problemas de suministro.

Puerto Príncipe
En la capital, afortunadamente el terremoto no ha dañado ninguna infraestructura ni edificio. Los equipos de MSF, que trabajan desde hace años en el Hospital de Tabarre, recibieron a 12 pacientes heridos procedentes de la zona del terremoto. En el barrio de Turgeau, MSF aceleró la apertura de sus actividades en el Centro de Diagnóstico y Tratamiento Integrado, comúnmente conocido como Hospital del Sacré-Cœur, para poder estabilizar a los pacientes heridos y derivarlos a otros lugares. En un día se recibieron 25 pacientes heridos. También se ha puesto en marcha una campaña de recogida de sangre.

En los próximos días, otros equipos médicos, incluidos los quirúrgicos, deberían poder formarse y aportar refuerzos en varias localidades de las tres provincias más afectadas.

También se enviarán por avión a Haití suministros médicos, de agua y saneamiento y productos básicos, como tiendas de campaña.