Conciliación familiar

Posted by

Almudena Moreno Mínguez, Uva, Raquel Llorente Heras, UAM, Diego Dueñas Fernández, UAH. Adaptación: Laia Brufau y Eli Vivas (StoryData)

Observatorio Social “la Caixa” – 4 de agosto de 2020

La conciliación familiar en verano, un mal negocio para las mujeres

Proyecto seleccionado en la Convocatoria para incentivar la divulgación de la investigación en ciencias sociales

¿Cómo resuelven las familias el problema de la conciliación laboral y familiar cuando termina el colegio, en verano? Las madres son las grandes damnificadas en el ámbito laboral, lo que ocasiona probables consecuencias negativas para ellas, a corto y a largo plazo

Puntos clave

  1. Las mujeres en España pasan de la ocupación a la inactividad en verano en mayor medida que los hombres
  2. Para las mujeres, la atención de las distintas cargas familiares es una razón muy importante para pasar a la inactividad en verano, mientras que para los hombres es un motivo de mucho menor peso.
  3. Las mujeres que pasan a la inactividad en verano tienen un mayor bagaje educativo y más experiencia laboral que los hombres en la misma situación.

Muchas mujeres pasan a la inactividad en verano (ni trabajan ni buscan empleo) para conciliar su tiempo con las necesidades de su familia. Esto puede tener distintas consecuencias negativas para ellas en el ámbito laboral, como una menor proyección profesional, unas peores perspectivas de salario y un futuro laboral menos seguro. A partir de los datos obtenidos de la Estadística de Flujos de la Población Activa (EFPA) del Instituto Nacional de Estadística (INE), el análisis llevado a cabo para este estudio demuestra que, en verano, las mujeres pasan de la ocupación a la inactividad en mayor medida que los hombres. Entre los años 2010 y 2019, las mujeres que pasaron a la inactividad representaron un promedio de 325.730 mujeres en el tercer trimestre del año, mientras que solo 220.260 hombres tomaron esta opción. Lo que parece una solución al problema de la conciliación familiar se convierte en una solución ineficaz, ya que se genera un mayor problema a largo plazo: se producen interrupciones laborales en el colectivo femenino y se reduce el salario real y potencial de las mujeres en el mercado laboral español. Asimismo, cabe señalar el motivo de la ineficacia de esta solución: actualmente, las mujeres que dejan el mercado laboral en verano tienen un mayor bagaje profesional que los hombres que pasan de la ocupación a la inactividad.